La quinta OLA COVID: la ola joven

Consultores estratégicos en Ciencia de Datos

La quinta OLA COVID: la ola joven

La quinta ola del covid: la ola Joven

La Quinta Ola de coronavirus en Europa  está alcanzado  los índices de contagios, el riesgo de rebrote y la velocidad de propagación más altos desde el inicio de la pandemia.     Es la que están llamando La Quinta ola de COVID: la ola joven

Pero por qué se le llama la ola joven ?   La cantidad de personas afectadas en las últimas semanas, al menos en Cataluña tienen menos de 30 años, y en general se ha visto que éste contagio representa 30 veces más que la tasa de contagio del verano pasado.

La presión hospitalaria,  también aumentando viene aumentando y los servicios de atención primaria están cada vez más saturados. La buena noticia es que en las últimas horas no se ha notificado ninguna muerte por coronavirus en Cataluña.

Las autoridades de salud, insisten a la población que aún no se ha vacunado, para que se vacune   de manera urgente, ya que la mayoría de las personas que actualmente están internados en los hospitales :  no están vacunadas o solamente tienen una dosis y ahí mi insistencia en artículos anteriores de dejar de utilizar como indicador el de personas con una dosis, porque esto se convierte al contrario  en un factor está ligado a los casos graves.

“Esa sensación de que a los jóvenes el virus no les afecta, que son asintomáticos,

está generando una visión muy alejada de la realidad”

El índice R

El tema es tan grave en términos de contagio, que actualmente Barcelona es  la ciudad de Europa con el mayor número de casos por cada 100.000 habitantes,  con cifras arriba de 600 personas, cuando la media europea está por debajo de 50.

El índice R del cual hablo con tanta insistencia, (y que considero el Indicador para controlar Pandemias) está alcanzando en ésta ciudad un valor de 3.39,  lo que indica que cada persona en promedio, está contagiando a cuatro personas más. Esto se consideran un crecimiento totalmente descontrolado,  es cinco veces mayor que hace una semana y ocho veces más que hace 15 días.  La edad media de los infectados es de apenas 26,5 años.

Otro indicador que se utiliza acá es el índice de positividad de las pruebas PCR. Éste indicador alcanza  en Barcelona  un 18,75%  La OMS recomienda que este valor se encuentre por debajo del 5%, entonces así las cosas,  se requiere  entonces de tener bajo la lupa estos tres indicadores y resumo:

  • Cantidad de personas diagnosticadas por pruebas PCR por cada 100.000 habitantes (debe ser menor a 50, actualmente supera los 700)
  • El índice R, que mide el índice de contagio de la pandemia. (Debe estar en menos de uno, actualmente en Barcelona llega a 3,39)
  • El índice de positividad de las pruebas PCR (debe estar en menos de 5%, actualmente en Barcelona está por arriba del 18%)

No todas son malas noticias

A pesar de estos números, la quinta ola o COVID , o la ola joven , muestra que ésta población aún posee una alta resistencia contra la enfermedad por su edad y por su sistema inmunológico, por tanto la mortalidad presenta las cifras menores de toda la pandemia mostrando solamente una persona fallecida por día,  en los últimos ocho días, y en las últimas 24 horas no se muestra ningún fallecido por esta causa.

El perfíl de los hospitalizados

Sin duda,  esta quinta OLA COVID: la ola joven, se atribuye a la importante circulación de la variante delta en nuestro medio,  está mostrando un perfil bastante heterogéneo de los pacientes: las personas menores de 30 años sin duda son las que ocupan el primer lugar entre los contagios esto tiene algunas ventajas ya que sólo mueren el 0,02% y solamente el 0,1% acaba en las unidades de cuidado intensivo. Para el resto de las edades,  como mencioné hablamos de que promedio ronda los 40 años.

Casi siempre son pacientes que presentan cuadros de inmunodepresión, con patología oncológica , o con otras patologías de fondo.  Como lo mencione es importante destacar que en este grupo de edad una gran mayoría de los pacientes no está vacunado, o solamente cuenta con una dosis.

En nuestro hospital, el hospital Clínic de Barcelona,  todos los pacientes que han fallecido por COVID en las últimas semanas,  no estaban vacunados. Los especialistas del hospital aseguran que hay una clarísima evidencia que la vacunación contra el COVID definitivamente disminuye la mortalidad. Nuestros datos demuestran además de que los hombres tienen más mortalidad que las mujeres, y en general los actuales ingresos hospitalarios  presentan problemas respiratorios solamente en un 20% en los casos. Ahora enfrentamos una realidad diferente y es el hecho de que:  ahora estos pacientes mueren por las enfermedades pre-existentes, las que se ven agravadas por el COVID.

Que nos espera hacia adelante ?

El secretario de Salud Pública de Cataluña, Josep Maria Argimon,  ( nuestro maestro en los cursos de investigación epidemiológica)  ha venido mencionando que espera que para el otoño (dentro de tres meses) se haya alcanzado la inmunidad de grupo en Cataluña. También ha dicho que espera que la próxima Navidad,  sea mucho mejor que la anterior ya que el grueso de las personas susceptibles ya se habrán vacunado.  ( y muchas tambien ya se habrán contagiado)

En lo que a mi compete, el secretario de salud dice tambien que los sistemas de rastreo están mejorando cada día y esto  no se debe al aumento del número de rastreadores sino a las diversas técnicas, incluyendo las informáticas que se utilizan para el control y seguimiento de los casos.

En resumen, esta pandemia aún no está controlada, y debemos seguir insistiendo en la vacunación, las medidas de distanciamiento y apelar a la responsabilidad personal para tratar de salir de esto cuanto antes. En cuanto a las  variantes nuevas,  como la variante delta, aún se trabaja en la forma atacarla de manera efectiva y los fabricantes de las vacunas ya están haciendo las modificaciones respectivas para que sus antídotos tengan una mayor efectividad contra esta nueva amenaza.

Las vacunas actuales funcionan adecuadamente contra esta nueva variante, pero sin embargo sus porcentajes de éxito no son tan altos como lo eran para la cepa original.  Es muy posible que los próximos meses,  nos encontremos con nuevas versiones de las actuales vacunas que van a incluir estas importantes modificaciones.

La vacunación como proceso permitirá que se frene el aumento de la incidencia acumulada, pero tenemos que tener claro que no nos protegerá inmediatamente, y que las personas deben procurar lograr la vacunación completa, como es el caso de las vacunas que requieren de dos dosis.

Otro elemento a considerar es que la vacuna no protegerá a todas las personas de manera igual (inmunización)  tomemos en cuenta de que acá hay dos conceptos diferentes: vacunación e inmunización. El hecho de que estemos vacunados no significa necesariamente que estemos inmunizados.  También debemos conocer que la  vacunas que se están aplicando en ésta pandemia no previenen que las personas se contagien,  estas vacunas fueron diseñadas con el propósito de disminuir la enfermedad grave . Además recordemos que las vacunas en general tampoco son  100% efectivas.

Por lo pronto, a seguir cuidándonos !

Articulo escrito por el Dr. Juan Ignacio Barrios.  El autor es médico especialista en Informática médica, es máster en Business Intelligence y Máster  en BIG DATA y Ciencia de datos. Su trabajo consiste en la aplicación de modelos de de Inteligencia Artificial en salud. Actualmente reside en la ciudad de Barcelona, donde colabora en la cátedras de Informática Médica y de Ingeniería Biomédica de la Universidad de Barcelona, como profesor visitante.   Es catedrático de la Universidad de Rochester, de los USA .  Es docente de Algoritmia, el Instituto Europeo de Formación Tecnológica 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com