El futuro del Big Data en salud

Consultores estratégicos en Ciencia de Datos

El futuro del Big Data en salud

Avances en Machine learning, realidad virtual, redes 5G y wearables, el futuro del BIG DATA en salud.

El futuro del Big Data en salud: machine learning, realidad virtual, redes 5G y wearables

Se conoce al concepto de Big Data como el procesamiento, el análisis y la visualización de grandes bases de datos que, debido al actual valor de la implantación de las tecnologías de la información y la comunicación, puede generar una especial importancia sobre la toma de decisiones en multitud de sectores, entre los que destacan el relativo a la salud.

Los expertos apuntan que aunque el Big Data aplicado a la salud es ya “una clara tendencia de futuro”, aún “no se ha cristalizado su despliegue” y su potencial transformador.   Para examinar esta relevancia, el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI).  Ellos junto con la Fundación Vodafone y la entidad pública empresarial Red.es, ha elaborado el estudio llamado: ‘Big Data en Salud Digital’, para el que han contado con la opinión de 25 expertos procedentes de diferentes especialidades y la consulta de diversas fuentes de información.
Se dice que El futuro del Big Data en salud y su aplicaciones tendrán a futuro un enorme potencial transformador”, entienden que “aún no se ha cristalizado en su despliegue”. A pesar de ello, han destacado que estas tendencias van a “mejorar el estado de salud de los pacientes” a través de un mejor “acceso, eficiencia, eficacia y calidad de los procesos clínicos y empresariales utilizados por las organizaciones de salud, médicos, pacientes y consumidores”.
Resultado de imagen de big data salud

BIG DATA y Salud

MEDICINA PERSONALIZADA Y MACHINE LEARNING.

La aplicación de un mismo tratamiento terapéutico a pacientes diagnosticados con la misma enfermedad es una aproximación cada vez más superada. Así, una de las tendencias que está obteniendo más protagonismo, es la de la medicina personalizada, facilitada por el cruce de datos genéticos, ambientales y de hábitos de comportamiento de los pacientes. ( lo digo por experiencia propia ).
Los nuevos sistemas de realidad virtual están iniciando nuevos métodos de planificación y ensayo quirúrgico así como la recreación de situaciones reales para pacientes y médicos.
 En este sentido, algunas de las actuaciones que los expertos consultados entienden que deben llevarse a cabo, se centran en el desarrollo de la Inteligencia Artificial (IA) para pasar de un “paradigma de medicina basada en la evidencia a un paradigma de medicina generadora de evidencia”.

El potencial del BIG DATA las Tics y el Machine Learning

Con esta transformación, las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) servirían como “instrumento muy poderoso” para los profesionales sanitarios en cuanto a que les ayudarían a “mejorar sus diagnósticos y a adaptar sus tratamientos a las necesidades y perfil específico del paciente”.
 Para completar esta evolución, se habla de otra tendencia el  Machine Learning. Se trata de un concepto que permite que los programas informáticos y sus algoritmos puedan aprender de manera repetitiva, utilizando  la información almacenada y encontrar patrones en los datos.
Y entre los distintos tipos de algoritmos, los expertos hablan de las redes neuronales artificiales como uno de los de uso más habitual. pero se describen otros muchos mas.
 Adicionalmente en toda esta evolución se dice que gracias al llamado  “Deep Learning”, ( ambos conceptos hijos del concepto de Inteligencia Artificial)  se va a favorecer la construcción de nuevos ordenadores que serán capaces de procesar cantidades de información “extremadamente superiores a las actuales”.

REALIDAD VIRTUAL  Y SALUD.

Uno de los conceptos más emergentes que ya se están utilizando en la medicina es el de la realidad virtual.   Esta nueva tendencia permite la generación de entornos de interacción que separan la necesidad de compartir el espacio-tiempo, facilitando nuevos contextos  para el  intercambio y la comunicación”.
La proliferación de los wearables permiten recoger, procesar y monitorizar información sobre la salud del paciente a través de determinadas constantes y obtener datos mediante resultados procesados.
  En este sentido, estos nuevos sistemas, combinados con el Big Data, están permitiendo la puesta en marcha de nuevos métodos de planificación y ensayo quirúrgico o la recreación de situaciones a las que enfrentarse y con las que pueden capacitarse  tanto a médicos como a  pacientes.

Enfermedades objetivo

Algunas de las aplicaciones que este estudio ha puesto de ejemplo en cuanto al desarrollo de la realidad virtual en el campo de la salud son por ejemplo las animaciones en 3D para estudiar mejor los trastornos de estrés postraumático, las fobias o las adicciones.
También se ha profundizado en estas tecnologías para la atención de pacientes con trastornos neurológicos como  la Enf. de Parkinson o aquellas donde entra a jugar la plasticidad cerebral. ( recuperación de lesiones de sustancia blanca).
Concomitantemente  la utilización de la “ciber-anatomía” para simular una cirugía virtual que sirva para preparar a los médicos para complejas intervenciones; o su utilización en salud pública para mostrar cómo pacientes con determinadas deficiencias perciben el mundo.

Resultado de imagen de realidad virtual salud

REDES 5G Y WEARABLES.

Los expertos consultados coinciden en el “nuevo impulso” que está tomando el “Internet de las Cosas”, que aplicado al mundo de la salud puede “construir escenarios de cuidados inteligentes”. Este contexto, apuntan, estaría favorecido por el impulso de redes de muy alta velocidad (5G), previsto para establecerse en los próximos 2 años.
Estas nuevas previsiones facilitarían la proliferación de los llamados wearables, aquellos dispositivos tecnológicos que pueden recoger y procesar información sobre la salud del paciente y que son capaces de monitorizar determinadas constantes y obtener de estos datos una serie de resultados procesados.

Wearables y salud

Consideremos  que las nuevas cuestiones de investigación y avances en salud procederán de países emergentes como China o la India.  Este punto también está siendo desarrollado en la actualidad por las más conocidas empresas tecnológicas puesto que están continuamente lanzando dispositivos como pulseras cuantificadoras de parámetros relacionados con la frecuencia cardíaca o la actividad física, termómetros digitales o biosensores que pueden calcular, por ejemplo, la grasa corporal.
Estos dispositivos, de medición y control, normalmente suelen conectarse a otros dispositivos como los smartphones y pueden servir para monitorizar información relativa a las patologías crónicas, como la diabetes o la hipertensión, así como puede favorecer el desarrollo de las historias clínicas digitales , logrando ademas el empoderamiento de los pacientes sobre el control de su salud.
 Pero aquí hay que destacar que todas estas tecnologías incluidas dentro de la IoT ( Internet las cosas)  también están generando tal magnitud de BIG DATA que eso también genera un problema de análisis y procesamiento que habrá que ir resolviendo.

Resultado de imagen de health wearables

GLOBALIZACIÓN Y NUEVAS VISUALIZACIONES.

Otras tendencias que los expertos han acentuado es el hecho de que en los próximos años, las cuestiones de investigación y avances en salud pasarán de tener su origen en el mundo occidental (Europa y Estados Unidos) a proceder de otras regiones mundiales.
Así, el BIG DATA en el futuro,  comenzará a nutrirse de otros países económicamente emergentes como China, que ya aporta el 13% del total de datos generados, o la India (4%).Por otra parte, también se dice  que se van a desarrollar nuevas herramientas de visualización, las cuales serán capaces de “superar los enfoques tradicionales” y acercarse a nuevos “ámbitos más naturales y/o antropomórficos”.
Dentro de los avances a futuro se preven mayor desarrollo de lenguaje natural,  y del análisis predictivo, las plataformas de BIG DATA residirán en la nube y también se trabaja en combinar la información social con la información clínica buscando que los registros de pacientes incluyan también  su entorno.

Resultado de imagen de future in health big data

El presente artículo El futuro del Big Data en salud fue adaptado  del articulo original escrito en el año 2017 en consalud.es con nuevas tendencias y nuevas cifras.

Tags:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *